Google
Google Mundo de Gatos
  • full screen slider
1 2 3 4 5
image carousel by WOWSlider.com v7.0

Convivencia gato perroGato

¿Podemos juntar al gato y al perro? Sí, claro que sí, pueden llegar a ser grandes amigos y tu como dueño vas a tener gran parte de responsabilidad en que eso suceda. ¿Qué debes hacer para que un gato y un perro se lleven bien? Hay que tener en cuenta varios factores, principalmente la edad de cada uno de ellos.
Un perro adulto, de varios años y que vive en casa, o en el jardín, puede sufrir celos cuando el gatito llegue. La mejor manera degato presentarlos es amarrando al perro con un collar para que con su patita, por ejemplo, no le de al gato y le provoque una herida grave, porque la fuerza de los perros adultos sobre un gatito es muy desproporcionada. Es normal que el perro tenga curiosidad por ver quién es el nuevo habitante de la casa, y es normal que el gato bufe y se estire para multiplicar su tamaño de cara al perro y hacerle creer que también es poderoso. En principio, teniéndolos en una habitación y tomando el contacto poco a poco, con palabras cariñosas para ambos, con paciencia, acariciando a los dos para que ninguno tenga celos… y sobre todo, dejando que ellos mismos se entiendan… no debería haber demasiados problemas, eso sí, cuanto más jóvenes sean tanto el perro com el gato, mejor para que se entiendan con mayor celeridad.

Que no debe comer tu gatoGato

  • Comida humana. Intenta evitar darle a tu gato las sobras de tu comida, gatoprincipalmente porque los gatos no tienen la capacidad de sintetizar nuestros alimentos con facilidad, por lo que principalmente se convertirán en grasas para su cuerpo y sigan teniendo hambre. Además, ten en cuenta que si mientras comes le das comida a tu gato, tu gato siempre estará “molestándote” mientras comes.
  • Comida de perros. Los perros necesitan muchas más proteínas que tu gato, por lo que si en tu casa viven un perro y un gato intenta evitar que se mezclen sus comidas. Además, en la comida del gato se encuentra la taurina, un aminoácido esencial para la vitalidad de nuestro gato, y es algo que tampoco se encuentra en la comida del perro. En definitiva, no le des ese tipo de comida porque puedes ;alterar su metabolismo.
  • Chocolate, Café y Té. Puedes provocar a tu gato deshidratación, vómitos y diarrea. En casos extremos, la muerte, ya que pierden mucho líquido.
  • Cebolla y Ajo. Tienen compuestos químicos que pueden provocar anemia en tu gato.
  • Además de estos alimentos que no debes dar jamás a tus gatos, debes tener en cuenta, por lógica, otros, como bebidas alcohólicas, refrescos o pescados con espinas.

2014/2015.Mundo de Gatos.Vanesa Rodriguez Guerrero